Este artículo tiene 12 vistas

Imprimir

Publicado en:

Nuevo sistema cerebro-computadora rompe récord de velocidad

Esta herramienta supone un gran avance para los pacientes que han perdido la capacidad de hablar y de moverse.

Stanfors_paralisis

Investigadores de la Universidad de Stanford desarrollaron un sistema cerebro-computadora considerado hasta el momento como el más rápido para escribir mensajes a través de la mente.

Esta herramienta supone un gran avance para los pacientes que han perdido la capacidad de hablar y de moverse, por lo que podría convertirse en una gran herramienta de comunicación.

Los expertos de Stanford señalaron que la plataforma ha superado el récord de velocidad a la hora de escribir con la mente. Hasta el momento el sistema ha sido probado en tres pacientes y los resultados han sido bastante alentadores. Dos de las personas tenían esclerosis lateral amiotrófica y la tercera, una lesión de la médula.

La velocidad que alcanzamos con esta nueva tecnología sería aproximadamente la mitad de la que desarrolla una persona al escribir en su dispositivo móvil”, dijo Jaimie Henderson, uno de los autores del estudio.

Implantar este sistema requiere una cirugía para colocar un dispositivo en la corteza cerebral. En este caso los tres participantes cuentan con uno o dos conjuntos de electrodos, cada uno con 96 microelectrodos. Éstos entran 1,5 milímetros en zonas especiales de la corteza motora.

De acuerdo con los investigadores, en una de las pruebas realizadas, la velocidad alcanzada al escribir fue de entre tres y ocho palabras por minuto. Aclararon que este promedio puede variar dependiendo del tipo de teclado y el sistema predictivo del software del celular o tablet.

En el estudio se alcanzaron velocidades de 1,4 bits y hasta de 3,7 bits por segundo. Esta última marca superó cuatro veces la velocidad  que se había alcanzado hasta ahora con otras plataformas.

Por el momento, los investigadores deben hallar la manera de solucionar el problema del cableado ya que por ahora el sistema debe conectarse mediante una serie de cables que se colocan a la cabeza del paciente, por lo que esperan que en un lapso de cinco o diez años se podría tener listo el primer sistema inalámbrico de alta eficacia.

Imagen: YouTube/Stanford

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *