Este artículo tiene 155 vistas

Imprimir

Publicado en:

Metodología para reducir el estrés en el Hospital

Acorde con Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de EE.UU., hay una serie de elementos que involucra el estrés ocupacional; reconócelos y evítalos

El estrés ocupacional es una de las condiciones que cada vez más y con mayor frecuencia se hacen presente en la vida profesional de las diferentes personas en todo el mundo. No obstante, los estudios revelan que los trabajadores que se desempeñan en la práctica médica contienen tasas más altas de abuso de sustancias estupefacientes y de suicidio en comparación con otros profesionistas.

Asimismo, además de la tensión emocional, algunas consecuencias del llamado estrés laboral en el hospital, son:

  • Agotamiento;
  • Ausentismo;
  • Ganas de abandonar el trabajo;
  • Menor satisfacción del paciente; y,
  • Errores de diagnóstico y en el tratamiento.

Por esa razón, en el equipo editorial de Saludiario te recomendamos el siguiente método para identificar los principales factores que detonan el estrés en el Hospital, a fin de que los profesionales de la salud puedan identificarlos, reconocerlos y, finalmente, evitarlos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de los Estados Unidos, los principales factores que desencadenan el estrés,

En enfermeras:

  • Sobrecarga de trabajo;
  • Presión por tiempo;
  • Falta de apoyo social en el trabajo (especialmente de supervisores, enfermeras a cargo y dirigentes de la gerencia);
  • Exposición a enfermedades infecciosas;
  • Lesiones por pinchazos de agujas;
  • Exposición a violencia relacionada con el trabajo o amenazas;
  • Falta de sueño;
  • Ambigüedad y conflicto en las funciones;
  • Escasez de personal;
  • Preocupaciones de crecimiento profesional;
  • Trato de pacientes difíciles o gravemente enfermos;

En Médicos:

  • Largas horas;
  • Carga de trabajo excesiva;
  • Trato de pacientes terminales o el tema de la muerte;
  • Conflictos interpersonales con otros empleados;
  • Expectativas de los pacientes;
  • Amenaza de demandas por mala práctica

Metodología del NIOSH

La manera más eficaz y efectiva para reducir el estrés ocupacional es eliminando los causantes inmediatos del estrés. Esto, mediante el rediseño de las funciones laborales o cambios en la organización.

Por tal motivo, las organizaciones deben tomar las siguientes medidas:

  1. Asegurar que el volumen de trabajo esté acorde con las capacidades y los recursos de los trabajadores;
  2. Definir claramente los papeles y responsabilidades de los trabajadores;
  3. Dar oportunidades a los trabajadores de participar en las decisiones y acciones que afecten sus trabajos;
  4. Mejorar la comunicación;
  5. Reducir la incertidumbre sobre el crecimiento profesional y las posibilidades de trabajo en el futuro; y,
  6. Proporcionar oportunidades para la interacción social entre los trabajadores.

 

Imagen: Bigstock

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *