Este artículo tiene 1.740 vistas

Imprimir

Publicado en:

Médicos de 10 estados marchan por el movimiento #YoSoyLuis

Médicos de 10 estados marcharon para exigir la libertad del Dr. Luis Alberto Pérez Méndez, encarcelado por el delito de homicidio doloso.

30530389_1705063016219568_8931406250336321536_n
Regístrate gratis en la guía para el consultorio

Las reacciones anafilácticas no son prevenibles. Médicos de al menos 10 estados de la República Mexicana (Ciudad de México, Oaxaca, Puebla, Tamaulipas, Nuevo León, Guerrero, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Quintana Roo), marcharon este domingo para exigir la liberación de los doctores Luis Alberto Pérez Méndez y Gabriela Cruz López, quienes fueron detenidos por la autoridad acusados por el delito de homocidio doloso.

De 8 a 20 años de prisión

De acuerdo con la narrativa de los hechos, los médicos fueron acusados por un supuesto de negligencia médica ante la Fiscalía General en el estado de Oaxaca (FG-O) debido al fallecimiento de un menor de edad producto de una reacción anafiláctica.

Con esto en mente, el fiscal general de justicia en el estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, vinculó a proceso (encarceló) al Dr. Alberto Perez Mendez por el delito de homicidio doloso, el pasado 2 de abril. Un hecho que le podría hacer acreedor a una condena de entre 8 y 20 años de cárcel, de acuerdo con la interpretación sistemática a la ley que le den los jueces encargados del caso.

Sobre el caso, los manifestantes exigieron la comprensión relacionada con el hecho de que es imposible prevenir o pronosticar una reacción anafiláctica en este tipo de situaciones. Razón por la cual, detallaron, si hay un culpable es el estado (en sus diveros órdenes de gobierno) que no facilita las instalaciones ni los medios para que los profesionales de la salud trabajen con dignidad en pleno respeto a sus derechos humanos.

Pedimos la liberación de Luis. No es posible que lo acusen de crimen doloso, cuando los verdaderos médicos, en ninguna parte del país o del mundo trabajan con la intención de afectar a su paciente. Somos de varios municipios y decidimos responder a la convocatoria que se realizó en las redes sociales. Yo soy de Unión de San Antonio pero también hay compañeros de otros municipios como Ojuelos de Jalisco y San Juan de los Lagos.

Declaró el Dr. Ernesto López a la redacción de Animal Político.

30441020_1705062979552905_6172460138608197632_n

Consideraciones sobre el homocidio doloso

De acuerdo con el artículo 315 del Código Penal Federal, el homicidio doloso se configura en la siguiente redacción:

Se entiende que las lesiones y el homicidio, son calificados, cuando se cometen con premeditación, con ventaja, con alevosía o a traición. Hay premeditación: siempre que el reo cause intencionalmente un lesión, después de haber reflexionado sobre el delito que va a cometer […] Se presumirá que existe premeditación cuando las lesiones o el homicidio se cometan por inundación, incendio, minas, bombas o explosivos; por medio de venenos o cualquiera otra sustancia nociva a la salud, contagio venéreo, asfixia o enervantes o por retribución dada o prometida; por tormento, motivos depravados o brutal ferocidad.

¿La actitud del Dr. Luis fue premeditada y por ende dolosa?


Imagen: Saludiario

Escrito por http://saludiario.com/author/alejandro/

Lic. en Ciencias Políticas y Administración Pública (FCPyS-UNAM).
Especialista en la Defensoría de los Derechos Humanos (FES-A, UNAM).

Estudiante de la Licenciatura en Derecho (UnADM).

3065 posts

2 Comments

Leave a Reply
  1. PARA ENTENDER EL OFICIO DE TRAUMATOLOGA

    A mi familia, amigos y contactos…

    Hace 13 años hacía mis primeras guardias, novata, inexperta, con más corazón que sesos de doctor, y aprendí cosas:
    -Me hablaron para colocarle una tracción de 5 kg a un fracturado, no había un aparato especial, me dieron una garrafa llena de agua, unas vendas y tela adhesiva gruesa…” es lo que hay, y es mejor que nada” me dijeron… y obedecí.
    -Rotaba en urgencias, había un politraumatizado, no había collarines, pero pacientemente un adscrito me enseñó a fabricarlos con radiografías viejas, apósitos, tela adhesiva y red… “es lo que hay, es por el paciente”… y obedecí.
    -Entraba a cirugías donde el pus y secreciones apestosas salpicaban la ropa y los zapatos, no había mandiles especiales, un cirujano me enseñó a usar las bolsas para desechos bajo la ropa quirúrgica… obedecí.
    -Me dieron guantes que me quedaban grandes, otros que eran de un material que se rompía, pero era lo que había y obedecí.
    Era residente en mi viejo Pascacio Gamboa, cuando aún reinaban leones en la vieja terapia:
    -No había sondas de pleurostomía, pero para resolver la urgencia se usaban cánulas orotraqueales que perforábamos con tijeras..y como todos los que vivimos esa época, obedecí en nombre del ” hay que hacer algo por la gente, ni modo que les dejemos morir”
    -Me enseñaron a poner catéter central con unas versiones toscas y corrientes,los viejos vizcarra, difíciles, pero era lo que había. Obedecí.
    -Los usábamos en las venodisecciones cuando habíamos perdido las vías en lugar de tener catéter largo.. “es lo que hay, hay que ser resolutivos”… Y sí, obedecí.
    -Llegamos a usar esos catéteres hasta como introductores improvisados para marcapasos temporales, osados, ah pero qué orgullo entregar vivo al paciente, ¡qué orgullo haber resuelto con casi nada más que imaginación!
    -No había servicio de hemodiálisis,ni soñar con un PRISMA… me enseñaron a colocar un catéter rigido al abdomen y dializar en cama… y yo obedecí de nuevo, creyendo en mi causa.
    -Me enseñaron a hacer traqueostomías en cama, a poner marcapasos sin fluoroscopio, a hacer pericardiocentesis de urgencia sin guía ecocardiográfica, en cada ocasión sentí que hacía diferencia, resolvíamos contra pronóstico y sin recursos. Todos obedecimos, creímos.
    Nos hicimos así,en mayor o menor medida,con el reto diario de resolver con imaginación y ganas, a pesar de lo que se piensa el médico mexicano se forma aguerrido, tenaz, necesita valor y coraje para cada guardia, somos “de batalla”porque nos formaron en una guerra de palos y piedras que no acaba nunca…
    Hoy sin embargo nos desengañan: Hay un fiscal en Oaxaca, uno de los estados más pobres de la república, que dice que en cada una de esas ocasiones, actuamos con dolo y sin ética por no tener los recursos disponibles, lo que significa que cada médico de este país que en este momento está en un hospital público haciendo lo que muchos amigos y yo hicimos, incurriendo en un delito. Vaya… si la gente vive a nadie le importará, pero si muere seremos juzgados por el mismo sistema que nos niega los recursos.
    Así nomás… engañados y traicionados.

    De: Una doctora en México

  2. El #fiscaldoloso de Oaxaca encarceló a un ortopedista bajo el infundio (por además de ser imposible, ilógico y absurdo) de, por aplicarle a un niño que operaba, anestesia de más, mientras tenía ocupadas las manos, una con una pinza y otra con un bisturí, en una clínica que no contaba con una Unidad de Terapia Intensiva, con conocimiento pleno de la inexistencia de la misma, por lo que decretó “Dolo eventual”. El niño hizo una reacción anafiláctica y falleció, por lo tanto lo imputa como homicidio. Además, -agrega- y como la actividad profesional se rige por un artículo del código penal sobre responsabilidad médica, establece que[ 1) es profesionista y 2) es médico = homicida agravado y le desea hasta 20 años de prisión y le niega la fianza. Pregunto al fiscal: Como hizo accionar la jeringa: ¿la sujetó con la boca y con la lengua empujó el émbolo?… pues las manos las tenía ocupadas operando, y queda pendiente explicar, ¿cómo extrajo el anestésico del frasco y desde donde estaba: ¿con largos tentáculos? (solo en la en una mente perversa cabe tanta maldad imaginativa)… Quien podría estar en la cárcel sujeto por dolo es el fiscal, pues sabe que miente y tal vez fabrique con su mentira dolosa a un “chivo expiatorio”, y al producirse el acto planeado, se encuadra una conducta en lo que la jurisprudencia define como DOLO, y no es un “dolo eventual” sobre todo, cuando lo produce un Doctor en Derecho, con lo cual se agrava la conducta, que también podría encuadrarse en el tipo penal de “USO ARBITRARIO DE ATRIBUCIONES Y FACULTADES” y como es servidor público, también debe ser procesado bajo la ley de responsabilidad para servidores públicos… y ahí no pararía el asunto, pues se le debería informar al “doctor en derecho” que el código penal también tiene otro artículo para “Responsabilidad de abogados y litigantes” y que agravaría su delito doloso y requiere 2 condiciones también: 1) ser profesionista, que lo es y 2) ser abogado, que también lo es
    Si quiere iniciar su pre-pre-pre campaña para la gubernatura de Oaxaca, hay otros medios para ganar popularidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *