Este artículo tiene 29 vistas

Imprimir

Publicado en:

“Médico que carece de vocación, no puede asimilar el sentido de ayudar al prójimo”

El médico debe entender su profesión como una misión humanitaria a favor del otro.

Pacientes-Consultorio-Medico-Empresa-Servicios-Sanitarios

Recientemente el ministerio de Salud de Colombia aprobaron una serie de cambios en los programas de formación médica com el objetivo de formar a los profesionales de la salud que requiere ese país.

Bajo este contexto, el doctor Fernando Sánchez Torres, expresidente y miembro honorario de la Academia Nacional de Medicina de Colombia señaló que dicha iniciativa del gobierno colombiano fue una decisión bastante acertada pues reemplazará a la Ley de 1981, propuesta por los mismos médicos.

El nuevo documento será una especie de carta de navegación actualizada que le permitirá al médico realizar su profesión dentro del marco del actuar correcto, es decir, cumpliendo sus verdaderos deberes. Por tal motivo, es de esperar que sea aprobado por el Parlamento colombiano.

Por tal motivo, el experimentado médico colombiano dio a conocer los códigos o deberes que a su juicio, “son fundamentales y con los cuales el médico tiene que comprometerse una vez que reciba la investidura académica. Quien carezca de vocación, no puede asimilar el sentido de ayudar al prójimo”.

Estos son algunos deberes que propone el doctor Fernando Sánchez Torres:

  • El médico debe entender su profesión como una misión humanitaria a favor del otro, de aquel que busca ayuda para su salud, misión que apareja sacrificios. Sin duda, se trata de un apostolado.
  • El médico debe verse en el otro, como si fuera él quien buscara ayuda, pues el humanitarismo es inherente a su profesión. En suma, es darle vigencia a un mandato ético que tiene carácter de principio universal: “Trata al otro como quisieras que fueras tratado”.
  • El médico debe considerar de igual categoría a todos sus pacientes, respetando su autonomía. Ni el elitismo ni el autoritarismo tienen cabida en medicina.
  • El deber más elemental del médico es no hacer daño al paciente. Al contrario, su compromiso principal es hacerle el bien.
  • El deber del médico es evitar la enfermedad, o curarla. Dado que no siempre puede hacerlo, debe entonces ser solidario y trocarse en agente consolador.
  • Falta a su deber el médico que ejerce su profesión con codicia, con afán de lucro.
  • El médico debe abstenerse de actuar si no se considera capacitado para hacerlo. En medicina, muchas veces no hacer nada es hacer mucho. La audacia médica no es buena consejera.
  • Es deber del médico mantenerse al día en cuestiones propias de su actividad profesional. Un médico desactualizado no es prenda de garantía para la sociedad a la que sirve.
  • El médico, sobre todo el cirujano, debe saber retirarse a tiempo. El ejercicio responsable de la medicina obliga a disponer de todos los sentidos y de un recto juicio para no exponerse al extravío.
  • El médico debe tener conciencia de que su condición de tal apareja compromisos con las causas sociales, como que los problemas de los más necesitados caen en su jurisdicción.
Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *