Este artículo tiene 106 vistas

Imprimir

Publicado en:

Médica habría muerto por investigar pérdida de medicinas controladas

La Fiscalía General de Guerrero tiene dos líneas de investigación sobre el caso de la médica secuestrada y asesinada en Zihuatanejo…

Secuestro-Violencia-Salud-Mujer

A principios de octubre médicos de Guerrero salieron a las calles para exigir a las autoridades que presentaran con vida a la doctora Adela Rivas Orbé, quien fuera secuestrada el 22 de septiembre en Zihuatanejo, sin embargo, a casi un mes de distancia de su desaparición, la Fiscalía General del Estado informó que pruebas de ADN comprobaron que el cuerpo de una mujer encontrado el 11 de octubre en un paraje de playa Majahua en este municipio pertenece a la médica.

La occisa se desempeñaba como directora de Micro Zonas de las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Costa Grande de Guerrero, por lo que la Fiscalía tiene dos líneas de investigación: que su homicidio puede ser producto de un crimen pasional, o consecuencia de una averiguación emprendida por la médica sobre pérdida de medicinas controladas en el seguro social de Petacalco.

El fiscal Xavier Olea Peláez explicó que aún no hay detenidos y que la muerte de la doctora se debió a traumatismo craneoencefálico.

El IMSS de Guerrero lamentó el fallecimiento de Rivas Orbé, quien tenía 25 años de servicio y poseía gran vocación de servicio.

El delegado del IMSS en el estado, José Luis Ávila Sánchez, exigió una investigación exhaustiva para dar con los responsables del homicidio:

El IMSS se solidariza con la familia de la doctora y el gremio médico. Solicitamos a las autoridades correspondientes una investigación exhaustiva para dar con los responsables. Descanse en paz nuestra compañera Adela Rivas.

Ávila Sánchez detalló que la médica tenía a su cargo la coordinación de las Unidades Médicas del IMSS en Petacalco, Papanoa y La Unión, así como en Petatlán, donde estaba adscrita.

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *