Este artículo tiene 20 vistas

Imprimir

Publicado en:

Mascotas reducirían riesgo de alergias y obesidad

Niños de familias que tienen mascotas presentan una menor incidencia de presentar alergias y obesidad.

Little Boy Being Affectionate with His Dog

Investigadores de la Universidad de Alberta, en Canadá, descubrieron que los niños de familias que tienen mascotas presentan niveles más altos de dos tipos de microbios relacionados con una menor incidencia de presentar alergias y obesidad.

¿Cuál es el motivo?

Los expertos pensaron que la exposición en los primeros años de vida a las bacterias y la suciedad propios de los animales sería un factor importante para fortalecer las defensas de los niños más pequeños, sin embargo, desconocen cómo ocurre este fenómeno.

Anita Kozyrsyj, autora principal del estudio, comprobó a lo largo de varios años que los niños cuya madres embarazadas poseen mascotas, principalmente perros, y que mantienen contacto con estos animales hasta tres meses después de su nacimiento, poseen más bacterias de los géneros Ruminococcus y Oscillospira.

Investigaciones previas ya han demostrado que cantidades elevadas de estos microorganismos están asociados con una menor probabilidad de sufrir alergias u obesidad durante la niñez.

De acuerdo con Kozyrsyj, al parecer la exposición a las mascotas podría alterar la flora intestinal de la madre, un factor que puede influir a su vez en la del feto, fortaleciéndola. “El efecto es el mismo en los recién nacidos de las familias que dan a su mascota en adopción justo antes del parto que en los de aquellas que las conservan. El saludable intercambio de microbios tal parece que favorece la buena salud del bebé incluso antes de que nazca”.

La experta sostuvo que el trabajo confirma dos décadas de investigaciones que habían indicado que los niños que crecen con mascotas tienen menos riesgo de ser asmáticos. “Incluso reduciría las posibilidades de que la madre transmita durante el parto una infección por estreptococos del grupo B, que causa neumonía en los recién nacidos”, comentó Anita Kozyrsyj.

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *