Este artículo tiene 15 vistas

Imprimir

Publicado en:

Mal servicio al paciente, el asesino de tu empresa de salud

Un mal servicio asegurará que tus pacientes dejen de serlo rápidamente, sigue estos consejos y conviértete en el consentido de tus pacientes.

Tick placed in excellent checkbox on customer service satisfaction survey form

En el mundo de los negocios, el mal servicio al cliente puede terminar con las aspiraciones de muchos emprendedores, tanto en reducción de clientes, ganancias y moralmente.

Si tienes un consultorio particular, te presentamos cinco tips para que no dejes al margen la calidad de tu servicio y la experiencia de tus pacientes sea satisfactoria.

Busca y retén personal de calidad

Si requieres un asistente, un médico o una enfermera, encuentra y contrata profesionales que estén dispuestos a ofrecer un buen servicio a tus pacientes. Durante este proceso, asegúrate de que sepas y comuniques exactamente qué quieres decir con un buen servicio al paciente. De igual forma, nunca dejes de capacitar a tu personal, dales autoridad, hazlos confiables e impúlsalos a satisfacer a la gente que visite tu consultorio.

Conoce a tus pacientes

Significa que debes escuchar, entender y responder a las necesidades y expectativas de tus pacientes. Da tu mejor esfuerzo y asegúrate que tu personal también lo haga.

Construye una visión de servicio y compártela con los demás

Significa vivir la experiencia del servicio al paciente, tanto frente a ellos como en su ausencia. Cuida los detalles, construye un ambiente agradable, cuida que tu consultorio esté siempre limpio, coloca un servicio de cafetería. Este esfuerzo debe ser visto por tus pacientes y ser mejor que el de tu competencia.

Actualízate constantemente

Las empresas exitosas y que ofrecen un buen servicio a sus clientes, usan entre el tres y cinco por ciento de los ingresos a capacitar a los miembros del equipo de trabajo. Esto es muy importante en el caso de los médicos y las empresas de salud. Por eso, tanto tú como el resto de los integrantes de tu clínica o consultorio deben actualizarse en tecnología, competencia y conocimientos médicos.

Predica con el ejemplo

Si te encuentras a la cabeza de una empresa de salud, tú eres el modelo a seguir para los demás. Cuida la forma en que hablas, vistes o tratas a los pacientes, proveedores o compañeros de trabajo.

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *