Este artículo tiene 52 vistas

Imprimir

Publicado en:

The Old Operating Theatre, los horrores de la Medicina que muy pocos conocen

Es probable que durante tu formación académica hayas conocido cada uno de estos procedimientos; pero no dejan de ser

La Medicina posee a lo largo de su historia capítulos realmente espectaculares, pero no solamente por su capacidad para aprender sobre la marcha, innovar y crecer, sino también por cada una de las prácticas a través de las cuales se llevaron a cabo procedimientos, teorías y métodos que la consolidaron como una de las disciplinas más importantes de todos los tiempos.

The Old Operating Theatre
Londres UK

I. Cirugías relámpago: Morían dos de cada tres paciente.

De acuerdo con Gareth Miles, uno de los principales guía del quirófano más viejo que se conserva en todo el mundo (que data del siglo XIX.) ubicado en London Bridge, 2 de cada 3 pacientes morían en esta primitiva sala de urgencias médicas.

Lo más habitual es que murieran por infección postoperatoria, pero para minimizar la muerte por hemorragia los cirujanos de la época trataban de hacer las operaciones lo más rápido posible. Una cirugía de principio a fin duraba unos 10 o 15 minutos.

Los médicos se volvían más famosos cuando más rápido era el procedimiento operatorio. Sin tomar en cuenta las implicaciones que esto llevaba consigo.

II. Cirugías sin anestesia: la muerte por dolor.

En 1800 los pacientes que eran sometidos a alguna intervención quirúrgica, en su mayoría, debían hacerlo sin anestesia. Se les administraba alcohol para “embriagarlos” y hacer que en apariencia el dolor se desvaneciera.

Pero a las mujeres que pasaban por The Old Operating Theatre, el cirujano solo les ofrecía como alivio su bastón revestido en cuero para morder durante la cirugía. Hasta 1846 no se empezó a usar éter como anestesia durante las cirugías en los hospitales de Reino Unido. Al año siguiente se empezó a usar también el cloroformo.

III. Máxima publicidad: la muerte antes 200 espectadores.

Como ocurre en nuestros días, algunos de los procedimientos eran llevados a cabo frente a un basto auditorio para la enseñanza médica. Sin embargo, no había cristales, nada. El paciente sin anestesia se sabía observado y ello, conllevaba su dolor, su miedo… su muerte.

No faltaba el humo del tabaco. En esta antigua sala de operaciones de Londres se agolpaban tumultuosamente unas 200 personas para presenciar cada operación.

IV. Método anticéptico: Manos e instrumentos se lavaban DESPUÉS de cada operación.

En aquella época, los médicos ingleses del The Old Operating Theatre, creían que era la miasma y no los microbios la responsable del contagio y propagación de enfermedades, en 1822 no se utilizaba ningún método antiséptico.

Los cirujanos se lavaban las manos después de las cirugías para limpiarse la sangre, pero no antes. Tampoco lo hacían sus ayudantes, que también participaban en la operación. Del mismo modo los instrumentos médicos no se limpiaban antes de un procedimiento y las vendas se reutilizaban. Las batas manchadas de sangre eran una especia de medalla de honor para los cirujanos, que llegaban al quirófano con su ropa de calle habitual.

¿Te hubiera gustado ser médico del
Old Operation Theatre?

Imagen: Flickr

Recibe las noticias diarias del sector salud

Escrito por http://saludiario.com/author/alejandro/

Politólogo y administrador público egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) & Estudiante de Derecho por parte de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia de México (UnADM).

1924 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *