Este artículo tiene 123 vistas

Imprimir

Publicado en:

Lo que los nuevos médicos emprendedores deben hacer

Los nuevos médicos emprendedores deben enfrentar todo tipo de retos, pero hacerlo sin preparación sólo los condena al fracaso, ¡toma nota!

shutterstock_195950876

Si eres de los profesionales de la salud que apuestan por establecer su propio consultorio, clínica u hospital, debes asumirte como parte del grupo de médicos emprendedores, pues iniciar esta aventura demanda que tu pensamiento académico y clínico combine la faceta empresarial y, para ello, te conviene tomar en cuenta estos consejos:

1. Especialízate

Como facultativo, es natural que tengas una especialidad médica, pero esto no es suficiente para hacer que tu empresa de servicios sanitarios sobresalga; ¡también tienes que encontrar tu nicho!

Debes buscar un espacio dentro del campo de la salud que sea poco competido pero lo suficientemente demandado para salir a flote con tus gastos y obtener ganancias. Por ejemplo, en el caso de un médico general, éste es capaz de atender a todo tipo de individuos, pero bien podría tratar de ofrecer sus servicios (mediante paquetes o descuentos) a los empleados de las pequeñas empresas que no disponen de seguro de salud, lo que no impide que trate a toda persona que demande su atención profesional.

2. Aumenta el contacto con la gente

Las empresas de servicios sanitarios requieren que los médicos emprendedores tengan buenas relaciones personales y profesionales, pues nunca se sabe cuándo se necesitará apoyo para superar algún inconveniente (como tener dudas para establecer algún diagnóstico y demandar una segunda opinión).

Asimismo, se debe fomentar la cercanía del trato con los pacientes mediante redes sociales, o bien, un sitio o blog médico, ya que mostrarse abierto al diálogo facilita ganar la simpatía de la gente.

3. Acepta tus límites

Pese a que la empresa de servicios sanitarios es el sueño cristalizado del médico emprendedor, lo cierto es que, entre más crezca, menos podrá ser capaz de atender y controlar cada una sus necesidades, así que hay que aprender a delegar responsabilidades en manos capaces, ¡acepta tus límites!

De igual forma, admite que hay personas que poseen habilidades que tú no tienes, por lo que apoyarte en ellas siempre será beneficioso para tu negocio, pues lo que a ti te tome horas, a estos individuos les puede llevar minutos, situación que ayuda a ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero.

Imagen: Bigstock

Noticias Diarias Saludiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *