Este artículo tiene 29 vistas

Imprimir

Publicado en:

Lo que el médico debe evitar al asistir a una junta de negocios

Hacer que tu consultorio médico prospere no es una tarea sencilla y puede ser hasta un poco intimidante.

¿Buscas la manera de que tu consultorio logre mayor reconocimiento entre tus pacientes y colegas médicos? Tal vez es momento de que busques la ayuda de un socio comercial.

Hacer que tu consultorio médico prospere no es una tarea sencilla y puede ser hasta un poco intimidante. Pero a estas alturas, lo peor que puedes hacer es sentir miedo y ponerte a la defensiva.

No siempre puedes hacer las cosas tú solo, por esta razón, si te encuentras en vías de expandir tu empresa de salud, es posible que necesites la ayuda de un socio, quien te ayudará a complementar tus habilidades.

Sin embargo, antes de presentar tu idea en una junta de negocios, necesitarás desarrollar una idea que resulte atractiva al socio potencial. No dejes pasar esa gran oportunidad evitando los siguientes errores durante tus presentaciones:

Cuida la estructura de tu presentación

Muchas presentaciones fracasan por que la información resulta confusa y cuesta trabajo entender cuál es la idea principal o qué es lo que se está ofreciendo en realidad. Si tu presentación no tiene pies ni cabeza, entonces deberás estar preparado para ser cuestionado por tus interlocutores. Para presentar una idea, el mensaje debe ser sencillo pero al mismo tiempo poderoso para que no deje confundido a nadie.

No des muchos detalles

Toma en cuenta que tus socios potenciales posiblemente tienen el tiempo limitado. Cuando presentes una propuesta cuida de no saturarla con demasiada información que no sirve para nada, ya que podrías caer en el error de no decir nada en realidad. Limítate a hacer una descripción de los puntos clave de tu propuesta y no te desvíes en cosas sin importancia.

Conoce a tu público

Un error casi fatal es no saber a quién te vas a dirigir en tu junta de negocios. Con las nuevas tecnologías digitales ya no hay pretextos para no saber con quiénes te reunirás. Aprovecha las redes sociales o la página web de tu posible socio y consigue toda la información posible para armar una estrategia que llame la atención de las personas que te escucharán.

Prepárate para las preguntas difíciles

Puede ser que te encuentres tan inmerso en tu proyecto que no seas capaz de anticiparte a las preguntas que los inversionistas podrían hacerte al final de tu presentación. Generalmente muchos emprendedores suponen que los socios potenciales firmarán el contrato una vez terminada la presentación, pero la realidad es muy diferente ya que tus interlocutores tratarán de hallar los puntos débiles de tu propuesta mediante una serie de preguntas, que si las fallas, deberás decir adiós a tus esperanzas, de momento. Antes de realizar la presentación, date un tiempo para pensar en las posibles preguntas que podrían hacerte y trabaja una respuesta para cada una de ellas.

Marketing Farmacéutico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *