Este artículo tiene 43 vistas

Imprimir

Publicado en:

HISTORIA: La mañana que mil 700 personas murieron en África

El 21 de agosto de 1986 mil 700 personas y tres mil 500 animales amanecieron sin vida en una pequeña localidad cercana al Lago Nyos en África.

Sin lugar a dudas, una de la mañanas más triste en la Historia de un pequeño y muy pacífico poblado ubicado en las inmediaciones del Lago de Nyos en África, fue la vivida el 21 de agosto de 1986, cuando en contadas horas, cuando el sol desapareció en el horizonte, mil 700 personas amanecieron sin vida junto a otros tres mil 500 animales.

Cuando esto ocurrió, los ánimos no dejaban claras las razones del porqué una noche había cobrado la vida de miles de personas y seres vivos en las localidades de Cha, Nyos y Subum, al sureste de Camerún, en el país africano. La visita del personal médicos calificado dejo ver la triste realidad: envenenamiento.

La Historia
***

El 21 de agosto del año de 1986, se manifestó uno de los desastres naturales más extraños y por demás misteriosos no sólo de la historia de Camerún, sino de todo el mundo, ya que la formación natural de un lago sobre un cráter volcánico fue la razón para un número considerable de personas en África, perdieran la vida en un par de horas.

En este orden de ideas y de acuerdo con la información plasmada en reportaje elaborado por la cadena especializada Muy Interesante, Sin previo aviso, el lago Nyos liberó cientos de miles de toneladas de dióxido de carbono tóxico a la atmósfera de tres poblados en el sureste de Camerún.

Derivado de lo anterior, un estimado calculado entre 300 mil y 1.6 millones de componentes de CO2 se materializaron en una enorme nube silenciosa que se extendió por las tierras africanas casi 25 kilómetros a la redonda.

180417africa

El veneno de la nube tóxica
***

De acuerdo con los reportes, cerca tres mil 500 animales fueron encontrado muertos en el rango que la nube cubrió. Asimismo, mil 700 personas de las aldeas de Cha, Nyos y Subum fueron asfixiadas en silencio mientras dormían.

En ese contexto, algunos fueron encontrados con sangre alrededor de sus narices y bocas. Incluso, cuando los pocos supervivientes se despertaron encontraron la calma, ningún disturbio, ni violencia, únicamente cadáveres.

Hasta las moscas cayeron muertas.

Un testimonio recogido por el equipo de investigadores responsables del reportaje destacó las palabras de Joseph Nkwain, quien se despertó tres horas después de que la nube golpeó las aldeas de la localidad:

No pude hablar, me volví inconsciente, no podía abrir la boca, de repente oí a mi hija roncar de una manera terrible, muy anormal. Al cruzar a la cama de mi hija, me desplomé y me caí. Mis brazos tenían algunas heridas, realmente no sabía cómo conseguí esas heridas. Quería hablar, pero mi aliento no salía … Mi hija ya estaba muerta.

Siguiendo esta línea argumentativa y a través de un ejercicio comparado por región del mundo asociado a las víctimas de algún desastre natural, África se encuentra entre los principales lugares con un índice de mortandad elevado a causa de accidentes naturales de carácter climatológico.

victimas-desastres-naturales-2014

No así, con respecto al índice de víctimas mortales por accidentes naturales relacionado con desastres geofísicos, hídricos y metereológicos.

 

Imagen: Commons

Recibe las noticias diarias del sector salud

Escrito por http://saludiario.com/author/alejandro/

Politólogo y administrador público egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) & Estudiante de Derecho por parte de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia de México (UnADM).

1924 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *