Este artículo tiene 272 vistas

Imprimir

Publicado en:

Gobierno deja sin fondos al Hospital de la Ceguera

Decisiones gubernamentales han afectado a las instituciones que históricamente apoyaron al Hospital de la ceguera; hoy la situación es preocupante

El Hospital de la Ceguera
:::

La Asociación Para Evitar la Ceguera en México I.A.P. (APEC), organización que también es reconocida como conocido el Hospital de la Ceguera es una institución de asistencia privada conformada por un grupo de oftalmólogos que se ha posicionado como una de las organizaciones más importantes en el ramo de la Medicina a nivel nacional.

Al respecto, la especialista y jefa de enseñanza de la APEC, Valeria Sánchez Huerta, explica que el centro médico está diseñado para el trabajo entres líneas, principalmente:

  • Atención médica de pacientes;
  • Preparación de los profesionales de la salud a través de la enseñanza; y,
  • La investigación científica en el tema.

En este orden de ideas, la misión del Hospital de la Ceguera esa misión es la formación y constante actualización de los médicos especialistas para servicio de los más necesitados en nuestro país.

Decisiones gubernamentales carentes de sentido
:::

En contraste, lejos de reconocer el trabajo del Hospital de la Ceguera, la administración gubernamental en su dimensión más amplia, es decir, el Gobierno Federal, parece haber abandonado a su suerte a la institución de asistencia médica, pues, las decisiones que se han tomado en los últimos años se han encaminado a la reducción de su financiamiento de una forma indirecta, pero igual de certera.

Siguiendo esta línea discursiva y haciendo referencia a la información depositada en un artículo publicado por el diario nacional El Economista, la política de apertura a las concesionaria extranjeras y la vulneración de las principales nacionales ha echo difÍcil el financiamiento del APEC.

El Hospital de la Ceguera sobrevive gracias a las donaciones que importantes instituciones como el Nacional Monte de Piedad y la Fundación Río Arronte hacen a la cartera de la organización. Sin embargo, las decisiones gubernamentales han violentado los ingresos de estas empresas, y de otras más, dejando al APEC en un escenario poco favorable en el futuro inmediato.

Al respecto, el recientemente nombrado director médico del APEC, Guillermo Salcedo reconoce que las decisiones hechas por parte del gobierno han sido desacertadas, al menos, en esta forma de subsistencia médica.

Por desacertadas decisiones del gobierno hoy muchas instituciones ya no pueden realizar aportaciones a organizaciones como la nuestra. Hoy el sistema de salud se apoya en nosotros y dan por hecho la atención, pero hoy atravesamos por problemas económicos que ponen en juego el nivel tecnológico, que para esta especialidad es carísimo, tan sólo el mantenimiento de los aparatos es de 4 millones de pesos anuales y cada maquinaría llega a costar hasta 500,000 dólares

Un escenario endeble
:::

De lo anterior, el doctor salcedo, especialista con una trayectoria de poco más de 38 años aseguró que la actuación del sistema de salud mexicano es insuficiente. Ya que, al menos en el caso de las patologías visuales, los servicios médicos que brinda el Estado mexicano son uncapaces de atender a toda la población.

Tan es así que tres instituciones que no dependen del gobierno somos los responsables de la salud visual de 60% de la población: el Hospital de la Luz, el Conde de Valenciana IAP y el nuestro, aunado a esto, el gobierno no ha tenido la capacidad de formar los médicos que el país necesita, de primer nivel y en estas especialidades.

No obstante el trabajo desempeñado por esta y otras organizaciones de asistencia privada se enfrentan a un panorama que no es tan favorable, económicamente hablando. El Hospital de la ceguera tiene en puerta una crisis que se acentuará en tres o cuatro años.

Y, para cuando eso suceda, las preguntas y el rechazo relacionado con las decisiones de los gobiernos centrales será más evidente. Pero qué más da, en México nunca se toman decisiones de manera prospectiva. Ese, me parece, es uno de los vicios más arraigados en el sistema político mexicano.

 

Imagen: Bigstock

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *