Este artículo tiene 194 vistas

Imprimir

Publicado en:

Tres enfermedades de la vida real que asemejan a la psoriagrís de Game of Thrones

Si eres médico y fan de Game of Thrones, seguro ya analizaste que enfermedades reales se asemejan a la psoriagrís.

Si eres fan de Game of Thrones, seguro te has dado cuenta de las diversas similitudes entre el mundo fantástico retratado en la serie con el mundo real.

Uno de ellos tiene que ver con la enfermedad psoriagrís, el padecimiento que ha tomado mayor relevancia en los últimos capítulos.

Si has seguido la serie, sabrás que el caballero exiliado Jorah Mormont adquiere dicha enfermedad al entrar en contacto con un “hombre de piedra”. De acuerdo con la trama, se trata de un padecimiento altamente contagioso con la capacidad de expandirse por todo el cuerpo. La persona afectada termina con una especie de costra infectada, muy parecida a la textura de una piedra.

La serie explica que la esperanza de vida de los contagiados por psoriagrís puede ser de varios años, pero quien la padece puede terminar sus días en un estado de locura. Por tal motivo, las personas infectadas han sido apartadas a una especie de colonia.

A qué enfermedades de la vida real se parece la psoriagrís

El nombre de psoriagrís puede remitirnos de inmediato a la psoriasis, sin embargo, existen otras enfermedades de la vida real que se asemejan más a las descripciones narradas en la serie, como por ejemplo:

  • Lepra, enfermedad que puede dañar los nervios en la superficie de la piel, ocasionando una capa gruesa de piel lesionada. La lepra tiene cura, pero aún existe un gran estigma hacia las personas que la padecen.
  • Otro padecimiento que se asemeja a la psoriagrís es la ictiosis, enfermedad genética que no tiene cura y que genera una capa gruesa de piel debido a que las células muertas se caen muy lento o porque las células nuevas se generan rápidamente.
  • También tenemos la esclerodermia, padecimiento autoinmune que provoca el endurecimiento de la piel y que puede afectar las venas y los órganos internos. No tiene cura pero existen tratamientos para hacer más lento su avance.

¿Conoces otra enfermedad parecida a la psoriagrís?

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *