Este artículo tiene 142 vistas

Imprimir

Publicado en:

Escúchame antes de cometer estos 4 errores en la compra de equipo médico

Antes de que te decidas por comprar un caro equipo médico que terminará arrumbado existen preguntas que debes realizarte con detenimiento

Resulta increíble como cada vez son más los médicos empresarios que, en su búsqueda por incrementar sus ingresos y servicios, adquieren esperanzados y llenos de ilusión valiosos y caros equipos médicos sin antes efectuar los cuestionamientos necesarios y efectuar las planeaciones adecuadas.

A lo largo de los años me ha tocado visitar a un gran número de médicos que acostumbran dar el tour por sus lujosas y vanguardistas instalaciones, donde no falta el arrumbado equipo laser de 100 mil o 200 mil dólares reposando en un rincón sin ser utilizado porque no existió una buena proyección de negocio en torno a tan costoso aparato.

La realidad de las cosas es que con la paridad rampante y el deslizamiento acelerado del peso mexicano en oposición con el dólar estadounidense toda inversión que realices debe de ser el doble de cuidadosa de ahora en adelante.

Por ello a continuación te comparto algunos aspectos que deberías de tomar en cuenta y que bien podrían servirte para elaborar un listado que te permita tomar mejores decisiones y no necesariamente hacerlas fiándote en todo lo que tu proveedor de confianza te indica:

1.- El costo nunca es real y absoluto

Del precio de lista existen costos ocultos que pueden ser los consumibles, las instalaciones adicionales que hay que tener como electricidad bifásica, costos promocionales, personal adicional, costos de controles administrativos, capacitación, mantenimiento, almacenamiento y, especialmente, el lugar donde estará alojado dicho equipo.

2.-¿Las Garantías son reales?

¿Cuánto tiempo llevarán las reparaciones?, ¿hay unidades de apoyo para no perder y decepcionar a mi clientela mientras ocurren estos altos en el camino?, ¿tengo que exportar y reimportar mis unidades?, ¿por cuenta de quien corren estos gastos?

3.- Es necesario también tener cubierto la parte del Seguro

¿Existen pólizas para el equipo? Además también hay que estar al pendiente de la parte legal que involucra a Cofepris y todo lo que tiene que ver con la depreciación y deducibilidad fiscal de estos equipos y tecnologías novedosas.

4.-Respecto al equipo y a la empresa

¿Cuándo saldrá la nueva versión que opacará a la que estoy adquiriendo?, ¿cuánto cuestan las actualizaciones del software?, ¿la empresa es sólida o se va a vender a otra empresa en un futuro cercano y todos los que me enamoraron para hacer mi inversión serán reemplazados por otras almas que no estarán tan obligados a atenderme?

Como puedes ver la tecnología y adquisición de equipos más que una ilusión del corazón, debe ser una inversión que se realice de manera racional. Escucha bien lo que te digo, pues aquella gran ilusión que tienes, si no la planeas bien, puede terminar por convertirse en una pésima inversión.

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *