Este artículo tiene 63 vistas

Imprimir

Publicado en:

Escucha activa, la mejor herramienta a disposición de tu consultorio y cómo ponerla en práctica

A través de la escucha activa podrás mejorar sustancialmente la comunicación con tus pacientes y con ello su experiencia en tu consultorio.

Male Patient Having Consultation With Doctor In Office

Para todo médico resulta indispensable saber qué acontece con el paciente, cuál es el motivo de su visita y qué espera obtener del médico; objetivos que serán complicados de alcanzar sin el empleo de la escucha activa.

La buena comunicación médico-paciente dentro de una consulta depende en gran medida del uso de esta habilidad, cuyo desarrollo permitirá mejorar la calidad de las relaciones profesionales y personales del médico, así como el desarrollo de su capacidad de liderazgo.

En este punto vale la pena recordar que la escucha activa no es otra cosa que la capacidad de escuchar a un interlocutor dando claras señas de interés, entendimiento y comprensión. Se trata de un proceso en que la persona que escucha se responsabiliza de comprender tanto el contenido como las emociones de su interlocutor, así como las necesidades implícitas de éste.

Pero, ¿cómo saber si la comunicación que existe entre el médico y el paciente es efectiva?, quizás la manera más sencilla sea respondiendo las dos siguientes preguntas:

  • ¿Prestó atención en captar los detalles no verbales?
  • ¿Me pongo en el lugar de mi paciente?

Asimismo, para lograr el correcto desarrollo de la escucha activa, existen ciertas reglas que deben cumplirse a cabalidad:

No hablar

Aunque esta regla pudiera parecer lógica, la realidad de las cosas es que existe una gran cantidad de gente que no puede dejar de hablar, ni siquiera cuando alguien más se encuentra contando una historia.

Prestar atención al 100 por ciento

Ésta es la mejor forma de demostrar al paciente que se le está prestando toda la atención a aquello que está diciendo. Escucharlo ayuda a entender claramente lo que está tratando de exponer.

Mostrar empatía

Si el médico logra ponerse en los zapatos de su pacientes será mucho le resultará mucho más sencillo comprender la situación, así como las emociones que está experimentando. Lo anterior no implica que se esté de acuerdo con el pacientes, simplemente implica que se está haciendo un esfuerzo por comprender la situación.

Del mismo modo, al emplear la escucha activa existen ciertas acciones que se deben de evitar a toda costa:

Interrumpir

En cualquier plática resulta habitual divagar mientras que la otra persona se encuentra contando un problema, lo cual suele derivar en interrupciones que pueden incluir la introducción de un tema de conversación alterno.

Contradecir

El objetivo de la escucha activa es obtener toda la información posible de un pacientes. De tal modo, el contradecir todo lo que el paciente tenga que decir puede derivar en falta de cooperación por parte del mismo.

Criticar

Escuchar sin emitir comentarios críticos facilitará a que el paciente se relaje y ofrezca mayor información de manera voluntaria.

Sospechar

Demostrar duda en las palabras del paciente puede generar desconfianza en el mismo cortando el flujo de la información.

No cabe duda que la escucha activa es una de las mejores herramientas a disposición del médico, y con estas recomendaciones y reglas seguramente mejorarás esta habilidad que ayudará a fortalecer la comunicación con tus pacientes al interior de tu práctica privada.

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *