Este artículo tiene 28 vistas

Imprimir

Publicado en:

Enfermeras están en huelga de hambre para exigir medicinas

Enfermeras presuntamente despedidas por protestar ante la falta de insumos y medicinas en hospitales de Chiapas se declararon en huelga de hambre.

Huelga-Hambre-Alimentacion-Forzada-Medicos

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, cinco enfermeras del Hospital de la Mujer “Dr. Rafael Pascacio Gamboa” iniciaron una huelga de hambre para exigir el abastecimiento de medicinas e insumos en los centros de salud y nosocomios de la entidad.

Una de las trabajadoras, María de Jesús Espinosa de los Santos, informó a la prensa que el 13 de abril fueron despedidas 14 personas, entre las que se encontraban estas enfermeras además de auxiliares de las oficinas centrales de la Secretaría de Salud local y una médica del municipio de Pichucalco quienes tenían entre 25 y 30 años de servicio.

La causa del despido, de acuerdo con las trabajadoras Cielo Gramajo Cundapí, Jesús Espinosa de los Santos, María Isidra Orozco Sánchez, Verónica Zenteno Pérez y Marijó Castillo Escobar, fue el haber protestado por la falta de insumos médicos y fármacos en el Hospital de la Mujer.

Al respecto, el secretario de Salud del estado, Francisco Ortega Farrera, informó que siete trabajadores del nosocomio “fueron reinstalados en sus actividades laborales”, no obstante, enfermeras y demás personal médico entrevistado por Animal Político aseguraron que a estas personas se les condicionó la reinserción a cambio de la firma de cartas donde se comprometían a no protestar más.

Si bien Ortega Farrera lamentó que las enfermeras no hayan accedido a la reinstalación de labores y se hayan declarado en huelga de hambre para continuar con lo que calificó como “un movimiento político”, las trabajadoras adelantaron que cada 48 horas se sumarán a la huelga de hambre más miembros del personal de salud y administrativo hasta que haya una mesa de negociación que atienda al desabasto de medicinas, así como al pago pendiente de las cuotas del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE) y del Fondo de Ahorro para el Retiro (SAR-FOVISSSTE).

Raúl Calleja Lacorte, administrativo presuntamente despedido por sumarse a las protestas, opinó que “el gobierno quiere canjear el trabajo por el silencio”.

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *