Este artículo tiene 100 vistas

Imprimir

Publicado en:

Enfermedades olvidadas están próximas a pasar a la historia

De acuerdo con la OMS, enfermedades tropicales como dracunculiasis y rabia han reportado importante caída en el número de casos registrados.

enfermedad-de-chagas

En Ginebra, Suiza, se han reunido expertos de todo el mundo para trabajar en conjunto contra las llamadas enfermedades olvidadas en un intento porque la política, el dinero y la ciencia contribuyan a continuar con los esfuerzos encaminados a hacer que tales patologías se extingan.

Los resultados que ahora presenta la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe “Integrando las Enfermedades Tropicales Desatendidas en la Salud Global y el Desarrollo”, así como los reportes de las distintas instituciones reunidas en Suiza, recogen noticias alentadoras, ya que hablan de una reducción significativa en el número de casos de estas condiciones.

Las enfermedades tropicales desatendidas (NTDs, por sus siglas en inglés) afectan aproximadamente a mil 500 millones de personas en el mundo, aunque algunas de las más conocidas son la enfermedad de chagas, del sueño, dengue, lepra y rabia, si bien las más prevalentes son la filariasis linfática (elefantiasis), causante de ceguera, y la helmintiasis, provocada por contacto con tierra contaminada con heces fecales.

Tras una década de trabajo común entre gobiernos, donadores de medicamentos y farmacéuticas, la OMS habla de más de mil millones de personas con acceso a algún tipo de tratamiento.

Las noticias son positivas, pues en el caso de la enfermedad del sueño, de 37 mil afectados se ha paso a sólo 3 mil, mientras que de los cuadros de dracunculiasis reportados en 2016 fueron apenas 25. Asimismo, destaca que en América las muertes por rabia han bajado a una docena.

No obstante, el organismo ha advertido que “no puede haber espacio para la complacencia”, pues los avances para erradicar estas patologías podrían verse mermados si no se actúa contra la pobreza y el subdesarrollo que favorecen su presencia.

Imagen: Bigstock

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *