Este artículo tiene 87 vistas

Imprimir

Publicado en:

Emiten en Europa nuevas guías para preservación de la sangre del paciente

Hay dos nuevas guías emitidas por la Comisión Europea para el manejo de la sangre en el paciente, una para autoridades y otra para hospitales.

A nurse attending to a blood donor.

Hace apenas unos días la Comisión Europea (CE) publicó dos nuevas directrices sobre el manejo de la sangre en el paciente (PBM, por sus siglas en inglés), una de ellas dirigida a autoridades nacionales (“Building national programmes of Patient Blood Management (PBM) in the EU – A guide for health authorities”) y la otra destinada a hospitales (Supporting Patient Blood Management (PBM) in the EU – A practical implementation guide for hospitals”).

De acuerdo con la International Foundation for Patient Blood Management (IFPBM), se trata de un nuevo estándar de tratamiento como “un grupo de cuidados basados en la evidencia para optimizar los resultados médicos y quirúrgicos de los pacientes por medio del tratamiento clínico y la preservación de la sangre del paciente”.

James Isbister, profesor de la Sydney University Medical School y asesor senior de la IFPBM, aseguró que las guías de la CE sobre el tratamiento, manejo y administración de sangre “ayudarán en buena medida a mejorar el estándar de tratamiento centrado en el paciente en Europa”.

Hace apenas dos meses la revista Transfusion publicó los resultados de un estudio efectuado en Australia occidental a lo largo de cinco años, el cual revelaba que en esa zona el uso de productos de sangre se redujo en un 41 por ciento consiguiendo no sólo beneficios considerables en los pacientes, también un ahorro de costos sustancial para los servicios de salud.

Al respecto, Isbister agregó que:

La IFPBM se muestra muy contenta de ver la implementación del tratamiento, manejo y administración de sangre en el paciente en los hospitales y centros médicos de excelencia de Europa, y sigue creciendo en otros países mejorando en buena parte el cuidado al paciente y reduciendo sustancialmente los costes de cuidado de salud.

Se espera que con las nuevas directrices se mejoren considerablemente los esfuerzos de las autoridades y profesionales de la salud de la Unión Europea para conseguir resultados similares a los mostrados por pacientes y hospitales de Australia occidental.

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *