Este artículo tiene 45 vistas

Imprimir

Publicado en:

Deseo por ver frecuentemente series de TV podría ser catalogado como una adicción

Ver capítulo tras capítulo de una serie o programa televiso sin parar, puede ser otra forma de adicción, conocida como seriefilia.

netflix-4

Desde hace más de 40 años han existido las series televisivas; sin embargo, a últimas fechas su popularidad ha aumentado en gran manera, ya sea por sus historias fantásticas o por la facilidad que brinda la tecnología de poder verlas al momento que sea desde cualquier dispositivo móvil.

Aunque se tenga la idea que ver la televisión es una simple actividad para pasar el tiempo, ver capítulo tras capítulo sin parar de una serie, puede causar seriefilia, una forma de adicción la cual provoca que se abandone la actividad social y se generen factores de riesgo como trastornos psicológicos y psiquiátricos.

En la actualidad existen varias plataformas con miles de opciones desde Prime Video, Hulo y Blim, hasta Netflix, la más popular, pues cuenta con más de 300 millones de usuarios activos.

De acuerdo con Gabriela Orozco Calderón profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) frente al estrés o una vida social pobre, algunas personas buscan espacios de esparcimiento para refugiarse, uno de ellos son las plataformas digitales.

Se volverá una adicción cuando dejamos de hacer todas las actividades laborales y de la vida diaria, e incluso abandonamos otras acciones que antes generaban placer. Así, pasaremos horas viendo capítulo tras capítulo hasta terminar la serie y después buscaremos una nueva. No obstante, el ver tantas series generará que ya no sean tan reforzantes, es lo mismo que le pasa a un adicto que consume constantemente drogas.

Lo anterior se da porque a nivel cerebral se presenta un mal funcionamiento que promoverá conductas asociadas a efectos biológicos, con deterioro del conocimiento cognitivo y funcionamiento diario, lo cual generará una disminución en el grosor y metabolismo basal de la corteza orbitofrontal, que resultará en conductas de impulsividad y deterioro en todas las tareas y funciones ejecutivas.

Además, habrá una excesiva liberación de dopamina que al principio  generará una búsqueda y deseo constante de ver las series, y se alterará la corteza frontal cíngulo anterior, que está vinculado a conductas adictivas relacionadas con la motivación de placer y recompensa.

Esta adicción puede presentar incluso el famoso síndrome de abstinencia, caracterizado por un malestar físico y mental.

Por otro lado Netflix EE.UU. sacó al mercado ‘The Netflix Collection’, diferentes variedades de marihuana para aquellos usuarios ‘enganchados’ a su oferta audiovisual. Esto para promocionar su nueva serie ‘Descolocados‘, una comedia ambientada en un dispensario de cannabis en Los Ángeles.

No obstante estas técnicas de marketing, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que 1 de cada 10 consumidores tiene serios problemas de drogodependencia.

Marketing Digital Farmacéutico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *