Este artículo tiene 91 vistas

Imprimir

Publicado en:

¿Dónde hay más bacterias, en el metro o en el hospital?

En España efectuaron un estudio para estudiar la cantidad de bacterias y virus existentes en el aire del metro y predecir la presencia de epidemias.

Bacterias-Metro-Barcelona-Espana

Un estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España reveló que en el metro existen menos bacterias que en los hospitales… ¿estos resultados corresponderán con la realidad de México?

Mientras se realiza un trabajo similar en la Ciudad de México, el efectuado en Barcelona arrojó un catálogo genético de la comunidad microbiana del metro, el cual fue elaborado por el Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB) y el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua  (IDEA), ambos pertenecientes al CSIC, que será útil para conocer y controlar la calidad del aire que respiran los usuarios de este transporte.

La investigación fue realizada como parte del proyecto europeo Improve Life a fin de evaluar la atmósfera y proponer medidas que la mejoren.

Entre los resultados obtenidos destacó que la mayor parte de las 10 mil bacterias detectadas por cada metro cúbico de aire son inofensivas para las personas, y que aquellas de origen humano, incluidas las que son patógenos potenciales, presentan una proporción por debajo del 2 por ciento.

Xavier Triadó, investigador del CEAB, señaló que “la presencia de virus era notablemente más baja que la detectada en otros estudios realizados en centros de salud o aeropuertos”.

Al respecto, destacó que:

La red de metro de Barcelona no es un punto de exposición de riesgo biológico importante y los viajeros no son la fuente principal de microorganismos en el aire.

El estudio que incluyó el análisis genético de muestras de aire del interior del metro de Barcelona recogidas entre noviembre de 2013 y febrero de 2014 constituye una primera aproximación sobre la presencia de patógenos causantes de episodios de gripe:

Con el estilo de vida actual, nos pasamos el 90 por ciento del tiempo dentro de espacios cerrados donde el aire podría ser un canal de transmisión de algunos patógenos. Por esta razón, monitorizar la calidad del aire de estos ambientes es importante.

Por su parte, Teresa Moreno, investigadora del IDAEA y responsable del proyecto, explicó que éste podría ayudar a predecir epidemias víricas, ya que más de 100 millones de pasajeros utilizan diariamente las redes de metro ubicadas en 200 ciudades de todo el mundo.

El estudio fue publicado en Indoor Air Journal: “Bioaerosols in the Barcelona subway system”.

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *