Este artículo tiene 325 vistas

Imprimir

Publicado en:

Cuatro tipos de pacientes que desesperarían a cualquier médico, ¡identifícalos!

La medicina es uno de los campos donde la confianza es indispensable, especialmente en la relación médico-paciente.

Doctor is getting bored while hypochondriac patient is explaining his health problems.

La medicina es uno de los campos donde la confianza es indispensable, especialmente en la relación médico- paciente. Sin embargo esta relación nunca es fácil, y por lo general se suele mirar al médico como el culpable de que esta relación no funcione ya sea por la falta de comunicación con los pacientes o por no mantener un trato adecuado con ellos.

La relación médico-paciente es como un matrimonio

Para Emilio Casariego, médico internista y presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna, la relación médico-paciente es una relación de dos.

Muchas veces los pacientes pierden de vista que ellos también deben implicarse para que la pareja siga funcionando. Es como un matrimonio, por eso, hacer que este vínculo se mantenga firme, en ocasiones es una labor muy ardua. Yo no tengo ninguna preferencia, pero supongo que ningún médico lo mencionará que la tiene, por eso pienso que lo más importante es adaptarnos al perfil de cada paciente y eso únicamente se consigue con empatía y confianza.

No es posible elegir al paciente

Emilio Casariego menciona que como en todas las relaciones humanas, también surgen problemas con los pacientes. “Los médicos no podemos elegir a que paciente atender y a quien no, aunque algunos de ellos nos parezcan realmente problemáticos. A veces la relación se lleva de manera natural, pero con otros hay que tener mucha calma”, dijo el especialista.

Por tal motivo, Casariego desarrollo cuatro perfiles del paciente indeseable los cuales se describen a continuación:

  • El Hipocondriaco. “Ocurre cuando el paciente regresa varias veces al consultorio con el mismo problema, que resulta ser nada. Depende del día, pero hay ocasiones que tenemos muchas cosas que hacer y no quieres perder el tiempo con ellos; eso es verdaderamente irritable”.
  • El Ansioso. “La ansiedad es un mal ingrediente cuando debeos tratar a un paciente. Muchos médicos dedican gran parte de la consulta a tranquilizarlos y a proporcionarles toda la información posible para que calmen sus nervios”.
  • El sabelotodo. “Estos pacientes son los que llegan al consultorio diciendo que ya saben todo lo que tienen. Esto enoja a muchos médicos ¡cómo si tantos años de carrera y otros tantos de especialidad se pudieran sustituir por una búsqueda en internet!
  • El enojado. “Es incómodo cuando un paciente llega al consultorio enojado, aun cuando tengan sus razones para estarlo. Esto se pone peor cuando deben esperar en la recepción, por eso les pedimos que tengan paciencia y que entiendan que las consultas se atienden en el orden que corresponde”.

¿Estás de acuerdo con este médico español?

Guia para el consultorio 2017

One Comment

Leave a Reply
  1. Estoy completamente de acuerdo con el Dr Casariego, es muy frecuente estos tipos de pacientes, q por rato nos incomodan, pero no hay mucho por hacer, solo sobrellevar los y como decía una colega, paciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *