Este artículo tiene 36 vistas

Imprimir

Publicado en:

Consumo de alcohol provoca trastornos neurológicos irreversibles

Autoridades del Servicio de Salud en Argentina destacaron los trastornos neurológicos irreversibles como posibles efectos del consumo de alcohol.

Autoridades del Gobierno de Argentina a través de los servicios sanitarios del Ministerio de Sanidad (MS), dieron a conocer una estadística por la cual fue subrayado el aumento en el índice del consumo de alcohol en esta región del mundo, señalando los posibles trastornos neurológicos irreversibles que puede ocasionar dicho hábito rutinario en la población.

Con esto en mente y retomando la información hecha visible en un artículo publicado por el diario local El Liberal de Santiago, el consumo de alcohol en Argentina deja ver un tendencia a la alza relacionada por parte de segmentos de la población que ingieren este tipo de bebidas a una edad cada vez más joven.

Trastornos a nivel neurológico

A grosso modo, los menores en esta región de Sudamerica están comenzando a beber a edades más tempranas. Una tendencia que la nación argentina comparte, por ejemplo, con nuestro país.

En ese contexto,  el doctor Miguel Jacobo, médico especialista del Servicio de Emergencia y Accidentologia de Santiago del Estero (SEASE), explicó que lo preocupante son las complicaciones que se generan del consumo de este tipo de sustancia a una edad tan corta de años.

Si el chico comienza a beber alcohol y ese consumo se hace crónico, cuando sea un joven adulto, sus capacidades neurológicas van a estar afectadas, sí o sí. Este hábito puede ocasionar trastornos neurológicos irreversibles,  debido que entre sus efectos más nocivos está el severo daño nauronal.

Derivado de lo anterior, el neurólogo del SEASE recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera al alcohol como una droga que tiene una serie de efectos nocivos en la salud pública. Informar a la población sobre los principales efectos negativos de su consumo es necesario para evitar complicaciones a futuro.

“Quién bebe sin control, debe ser considerado un enfermo”

Por su parte, doctor Carlos Vittar, titular del SEASE, fue determinante al identificar al consumo desmedido del alcohol como una forma muy específica de daño en el largo plazo. Un acto voluntario que implica una condena en el futuro próximo.

Hay que reconocer que una persona que ingiere bebidas alcohólicas en forma descontrolada ya está enferma, que puede ser considerado un adicto porque no sólo ingieren alcohol sino que en la mayoría de las veces, ese consumo va acompañado por otras sustancias. Y esta ingesta ocasiona serios daños físicos y psíquicos. Los primeros daños, los de corto plazo son enfermedades como la adicción. Y si hablamos de la zona mental, afecta la parte cognitiva, ya que los jóvenes, de a poco van perdiendo conciencia, sentido, ubicación, tiempo y espacio, las cuales son reacciones no pensadas o no consensuadas.

Imagen: Bogstock

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *