Este artículo tiene 260 vistas

Imprimir

Publicado en:

80 por ciento de las prescripciones médicas no requieren antibióticos

Autoridades del IMSS recomiendan a la población médica de primer contacto reducir la prescripción indiscriminada de antibióticos para enfermedades respiratorias.

Ante la aparición de un elevado número de pacientes en las instalaciones médicas y consultorios de prácticamente todo el país, quienes acuden a los mismos como producto de las enfermedades provocadas por los abruptos cambios de temperatura; autoridades del sector salud, a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), han solicitado a la población médica de primer contacto reducir la prescripción excesiva de antibióticos a los pacientes que los soliciten, pues en la mayoría de los casos su utilización es innecesaria.

Enfermedades respiratorias

A nivel mundial, más de 400 millones de personas padecen de alguna enfermedad respiratoria que puede ser confundida (o descubierta) en esta época del año cuando aparecen más pacientes en las clínicas de todo el planeta.

Grafica-Prevalencia-EPOC-Otras-Enfermedades-Respiratorias-2013

El ASMA y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) son las principales enfermedades cuya prevalencia se mantiene en el orden mundial.

Broquitis en esta época del año

Con esto en mente, el médico especialista del IMSS, Rubén Santoyo Ayala, explico que con el cambio del estado del clima, sumado a las lluvias, el efecto del sol y las bajas temperaturas, se favorece la manifestación de un cuadro gripal acompañado de tos seca y flemas que pueden ser indicadores de la bronquitis.

Es vital no suministrar a los pacientes antibióticos sin la prescripción y la supervisión de un médico, ya que en más del 80 por ciento de los casos no se requieren. El tratamiento recomendable es un broncodilatador, tomar abundantes líquidos, mantenerse en reposo, no exponerse a humo de tabaco, leña o agentes contaminantes, alimentarse sanamente y cada año aplicarse la vacuna contra la influenza.

Mesura en el diagnóstico y tratamiento

Por otro lado, el especialista exhortó a los médicos generales prestar mucho atención a cada uno de sus pacientes, ya que el diagnóstico, como se sabe, requiere de una evaluación clínica, sobre el historial del paciente y, desde luego, su sintomatología.

Es común que la sintomatología empeore por las noches y madrugadas en donde se produce una mayor cantidad de flemas y la enfermedad suele durar hasta tres semanas dependiendo si recibe el tratamiento adecuado y de sus condiciones generales de salud.


 

Te recomendamos leer: “El ASMA suele ser confundido con todo”, Dr. Carlos G. León

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *