Este artículo tiene 13 vistas

Imprimir

Publicado en:

Conoce al MiniON, el ayudante perfecto para el ingeniero genetista

Un dispositivos tecnológico del tamaño de una baraja de cartas funciona como el ayudante perfecto para el científico durante el proceso de edición genética

020717miniON

No hace mucho tiempo tuvimos la oportunidad de hablar un poco sobre el dispositivo tecnológico ideal para la citometría de flujo, un procedimiento para la identificación panorámica de la mayor (si no es que toda) información contenida a nivel celular, un excelente ayudante para el hematólogo en la investigación médica y científica en el ánimo de mejorar el tratamiento del paciente. Pero, ¿qué tiene que ver los llamados “minions” en todo esto? Nada realmente.

Ayudante de la ingeniería genética

Brasil, fuente del sistema.

Durante la segunda mitad del 2016, un equipo de científicos e investigadores de origen inglés construyeron un laboratorio portátil que instalaron en un pequeño autobús con el fin de recorrer seis importantes ciudades de la zona norte de Brasil.

La tarea: buscar mosquitos infectados con el virus del Zika para secuenciar su genoma, ya que la identificación de dicha información genética puede favorecer la investigación relacionada con el origen de la epidemia. Par ello, el “zikabús”, fue potencializado con todo lo necesario para realizar la muestra genética in situ.

Reastreando el Zika.

Los científicos se sustentaron en la confirmación de casos registrados durante la primera mitad del 2016, la cual, de acuerdo con una evaluación preparada por los actuarios de la plataforma digital Statista, concentró en esta región de la zona en el sur de América, como el principal foco de atención de la enfermedad.

Casos-Autoctonos-Zika-America

El MiniON

¿Cómo hicieron los científicos especializados en la investigación genética para equiparse de todo lo necesario para no salir del “zikabús”? Sencillo, se hicieron del apoyo del MiniON, un pequeño dispositivo electrónico que funciona como un secuenciador de ADN del tamaño y el peso aproximado de una baraja de cartas.

Sus principales características:

  • Funciona a través de un cable USB portátil; y,
  • Cuesta menos de 900 euros (18 mil 551.72 pesos mexicanos).

El instrumento, llamado el MinION, funciona haciendo pasar al ADN por unos 500 poros nanoscópicos que le hacen emitir una señal eléctrica distinta para cada nucleótido, o letra de ADN. Para registrar el genoma sólo hay que medir la secuencia de señales eléctricas emitidas por cada base de ADN. La empresa responsable de este ingenioso aparato es la británica Oxford Nanopore Technologies, que ha dedicado 12 años y alrededor de 180 millones de euros a su desarrollo.

 

Ahora ya lo sabes, puedes olvidarte del científico amarillo que encabeza este pequeño artículo.


Te recomendamos leer: Citometría de Flujo: Análisis de 10 millones de células en menos de una hora, El sueño de todo profesional que utilice un microscopio

 

Imagen: Flickr

 

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *