Este artículo tiene 31 vistas

Imprimir

Publicado en:

Combinación de fármacos frena al cáncer de mama más agresivo

Un estudio hecho en ratones, mostró que fármacos quimioterapéuticos son capaces de inhibir las células cancerígenas en el cáncer de mama triple negativo.

cancer-de-mama

Las pirimidinas podrían frenar la progresión del cáncer de mama triple negativo de acuerdo a un estudio practicado en ratones. El ensayo fue hecho a investigadores del Beth Israel Deaconcess Medical Center en Boston, EE.UU.

El estudio se publicó en la revista Cancer Discovery y muestra que las células de cáncer de mama triple negativo se caracterizan por aumentar la producción de los nucleótidos o pirimidinas cuando  son tratadas con quimioterapia. De ahí la importancia del estudio, en el que explican la debilidad de este tipo de tumor.

Dada la completa ausencia de terapias dirigidas especificas  para el cáncer de mama triple negativo, comenzamos a plantearnos cómo podríamos encontrar vulnerabilidades en las células tumorales. Y es que si encontramos alguna debilidad, entonces podríamos desarrollar estrategias para explotarlas, quizás incluso con fármaco ya aprobados que podrían ser utilizados en combinación con los fármacos anticancerígenos ya existentes”, señaló Alex Toker, co-autor del estudio.

Aunque los especialistas aún no saben las causas que desencadena este tipo de cáncer, sí apuntaron que las células tumorales al aumentar la producción de pirimidinas cuando son expuestas a fármacos quimioterápicos, pueden dar una respuesta adaptativa, es decir, pueden crear resistencia capaz de destruir su ADN celular.

El doctor Alex Toker lo explica de esta forma:

Lo que hace la quimioterapia en el cáncer de mama triple negativo es reprogramar la vía de la biosíntesis de las pirimidinas para incrementar de forma notable la producción de estos nucleótidos. En consecuencia, si pudiéramos inhibir este aumento de la biosíntesis, entonces podríamos ser capaces de restaurar los beneficios de la quimioterapia convencional.

Los especialistas decidieron añadir medicamentos como doxorrubicina para inhibir la biosíntesis de las pirimidinas, esto provocó que los tumores triple negativo humanos transplantado en ratones comenzaran a encoger. Sin embargo, éste mecanismo no se alcanza en doxorrubicina o leflunomida, recetados como monetarapia.

Aunque los estudios se practicaron en animales, estos abren paso al desarrollo de tratamientos más eficientes para el cáncer de mama triple negativo.

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *