Este artículo tiene 25 vistas

Imprimir

Publicado en:

Aumenta el consumo de marihuana entre mujeres embarazadas en Estados Unidos

Un estudio realizado en California a 300 mil mujeres reveló que más del 7 por ciento consumieron marihuana durante su embarazo.

El narcotráfico se expande con la lógica de los mercados comerciales clásicos: crece su oferta cuando la demanda se incrementa. A mediados de junio el Gobierno de México difundió el informe de su secretaría antinarcóticos, el cual reveló que mientras hace unos años las bandas narcos tenían unos 590 mil clientes para sus dosis de marihuana, ahora hay 1 millón 500 mil personas que demandan este producto a lo largo de un año: eso quiere decir 150 por ciento más. Entre ellos una gran población son mujeres.

Este aumento no sólo ha pasado en México, también en otras partes del mundo. Recientemente un análisis de muestras de orina realizado en California  a 300 mil mujeres dio a conocer que más del 7 por ciento consumieron marihuana mientras estaban embarazadas. Además según un nuevo informe dado por Kaiser Permanent, las tasas de consumo han aumentado en mujeres en etapa gestacional del 4.2 al 7.1 en tan sólo 7 años.

Las tasas de consumo fueron más altas entre las jóvenes y cayeron de forma constante a medida que la edad aumentaba durante el embarazo, indicaron los investigadores.

Aunque las muestras de orina se tomaron a las 8 semanas de gestación y su consumo podría haberse producido antes de que muchas mujeres supieran que estaban embarazadas, la mayoría revelo que lo hizo estando consiente de su estado.

No recomendaría necesariamente ir fumar medio kilo de marihuana cuando estés embarazada, pero con moderación, yo creo que está bien, aseguró Stacey, un ama de casa que fumaba marihuana diario y a pesar de eso su bebé nació sano.

Aunque como ella muchas mujeres embarazadas consideran que el cannabis no tiene consecuencias para el feto, las investigaciones sugieren lo contrario, pues el tetrahidrocannabinol o THC al ser el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana, puede traspasar la placenta y alcanzar al feto lo que podría causar daño al desarrollo cerebral y cognitivo así como al peso del bebé al nacer.

Hay un aumento en la percepción de que el consumo del cannabis es seguro, incluso durante el embarazo, sin ningún dato que lo confirme, dijo Torri Metz, obstetra en el Centro Médico de Denver, quien se especializa en embarazos de alto riesgo.

Está cifra desafortunadamente podría aumentar este año cuando sea legal el uso recreativo de la marihuana en California y Nevada.

Los primeros estados en legalizar en 2012 el consumo recreativo del cannabis fueron Colorado y Washington, a los que en noviembre de 2014 se unieron Oregón, Alaska y el distrito de Columbia, donde se halla la capital federal y donde solo es legal la posesión de la marihuana, pero no su venta.

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *