Este artículo tiene 123 vistas

Imprimir

Publicado en:

Así debería ser un hospital inteligente, según ingenieros en Telecomunicación

Disponer de un hospital inteligente implica tomar medidas para facilitar las actividades médicas y cuidar la seguridad del paciente.

Medicos-Hospital-Inteligente

Los próximos 4 y 5 de mayo se celebrará en España el Congreso de Telecomunicaciones y Sanidad, con el cual se busca conocer, presentar y mejorar el desarrollo de la función social de la ingeniería dentro del marco sanitario, lo que ha dado lugar a reflexiones sobre cómo debería ser un hospital inteligente que responda a la necesidad de atender casos críticos y ayude a salvar vidas.

Disponer de instalaciones médicas inteligentes va más allá de sólo ahorrar energía, implica también la posibilidad de facilitar las actividades a desarrollar dentro de ellas. Así lo han interpretado ingenieros interesados en esta temática, quienes han señalado que debería existir, en primera instancia, una normatividad que exija que los “edificios sociosanitarios” integren tecnologías que garanticen la seguridad de los datos de los pacientes y de los médicos (sobre todo residentes).

Asimismo, debería contar con sistema de localización en tiempo real con adecuado control de “errantes” a fin de controlar qué personas entran y salen de los edificios y así evitar la presencia de individuos indeseados y el extravío de pacientes, pro ejemplo, con demencia y algún otra enfermedad mental, quienes suelen desaparecer sin que el personal médico se percate de ello.

De acuerdo con el decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de España (COIT), Eugenio Fontán, el tradicional sistema con cama, teléfono en la cabecera, baño y lámpara es “insuficiente”, pues debe haber “control, seguridad, comunicación, confort y eficiencia”:

Las tecnologías disponibles en la actualidad pueden garantizar condiciones de bienestar y seguridad a los residentes en hospitales y residencias con un coste mínimo. Disponer de una normativa aplicable para la dotación tecnológica de estos edificios es un paso fundamental para ofrecer a enfermos y mayores la mejor atención posible.

De acuerdo con los ingenieros, la inclusión de programas integrales de telecomunicaciones en la construcción de edificios ahorra costos y mejora la calidad de vida.

Por ello, un hospital inteligente debería ofrecer consultas a distancia con el especialista y comunicación con los familiares del paciente por vídeo, entre otras posibilidades.

En tanto, el personal de salud tendría acceso a la historia clínica de los enfermos desde cualquier lugar, se les mantendría geolocalizados y sería posible revisar en tiempo real sus datos clínicos, medicas necesarias para prevenir accidentes y salvar vidas.

Imagen: Bigstock

Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *