Este artículo tiene 24.350 vistas

Imprimir

Publicado en:

5 cosas que nunca debes hacer al renunciar a tu empleo

¿Decidiste dejar tu empleo? Te presentamos algunos consejos para que afrontes ese momento con estilo.

renunciar-empleo

Como en muchas situaciones de nuestra vida, existen momentos en los que es necesario cerrar ciclos y hacer cambios. Tal vez la empresa de salud en la que trabajas ya no te ofrece lo que esperas o simplemente llegó la hora de crecer profesionalmente. Sin embargo, no está bien visto que te vayas sin antes despedirte de la manera correcta, pues de alguna manera es bueno que mantengas una buena relación con tu exempresa, si bien no volverías a trabajar en un lugar que tú decidiste dejar.

Si ya decidiste renunciar y para que no dejes una mala impresión, te presentamos cinco  cosas que nunca debes hacer cuando llegue ese momento:

No renuncies por impulso

  • Una de las peores cosas que puedes hacer es renunciar por impulso, sobre todo si no tienes otro trabajo en puerta o si no desarrollaste una estrategia que te ampare mientras estás desempleado. Si cambias de empleo, es porque ya tienes otra propuesta formal o porque decidiste emprender por cuenta propia. No actuar correctamente te puede meter en serios problemas financieros.

Ser grosero

  • Ya sea que tú decidas renunciar o que te hayan despedido, evita mostrarte prepotente o grosero con tu jefe y compañeros de trabajo, ya que sólo dañarás tu imagen y reputación. Si te mostraste como buen compañero, recuerda que la última impresión jamás se olvida.

No preparar el momento

  • Una de las cosas más recomendables es informar a tu jefe que te vas, de preferencia en un lugar privado. Una noticia de estas características no siempre es del agrado, por eso debes prepararte para su reacción.

Hablar mal del lugar donde trabajaste

  • No consigues nada si descalificas o hablas mal del lugar que estás por dejar. No te expreses mal de la empresa con las personas que se quedan o con los que recién ingresan.

Renunciar sin anticipación

  • Lo más correcto es avisar que vas con dos semanas de anticipación. Sabemos que esto es un factor que puede variar, pues la empresa a la que te vas puede requerirte una semana antes o incluso menos. Pero si no es el caso, sé diplomático y hazlo de la manera correcta.
Recibe las noticias diarias del sector salud

4 Comments

Leave a Reply
  1. Bueno. Realmente losnconsejos son prácticos pero depende de para quién trabajabas.
    Yo tomé la decisión de renunciar por lo sano. Avisé con una semana de anticipación y traté de entregar mi puesto lo mejor posible. Mi ex jefa me hizo esa última semana un infierno…
    A un mes de haber renunciado no encontraba empleo y a 3 meses nada… Cuando por fin una amiga de varios años me entrevistó para un empleo (ahora es jefa de talento humano en una cadena de tiendas departamentales). Me hizo estudio socio- económico para un puesto de responsabilidad y kaboom! La razón a mi desempleo estaba frente a mí..
    Mi ex jefa me boletinó en el Buró laboral acusándome de robo.
    Por mucho que te esfuerces por dejar bien un empleo, no tienes control sobre el adolescente mimado al que llamas jefe, o como se tomen tu renuncia.

    Ahora soy cajero de medio tiempo en una tienda de ropa y mi jefe es 7 años mas joven que yo. Tuve que decir que no estudié y decir que en 5 años nunca trabajé. Sólo así pude volver a tener un ingreso. Ni modo empezar desde cero.

  2. La difamación es ilegal y daña tu persona, acude con un abogado para levantar una demanda en contra de la empresa y persona que difama contra tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *