Este artículo tiene 275 vistas

Imprimir

Publicado en:

5 cosas que haces y que te impiden lograr metas en tu consultorio médico

El consultorio médico requerirá para alcanzar su potencial, además de tu tiempo e inversión económica, cambios en tus hábitos personales.

Man doctor with stethoscope and clipboard standing near concrete wall with medical sketches on it. Concept of modern medicine and healthcare

Todas las personas tenemos hábitos que pueden interponerse en el logro de nuestras metas, sin embargo, cuando has decidido que serás médico emprendedor no tienes más opción que eliminarlos en beneficio tuyo y de tu consultorio médico, así que toma nota sobre acciones u omisiones que afectan el óptimo desarrollo de tu empresa.

1. No establecer un presupuesto

Todo mundo, emprendedores o no, contamos con un presupuesto determinado y debemos adherirnos a él; no obstante, pocas son las personas que lo hacen así, de modo que la mayoría termina gastado en cosas o asuntos innecesarios que atraen problemas financieros, así que si éste es tu tu caso, es momento de cambiar.

2. Ignorar los pequeños gastos

Gastar diariamente en un refresco, café o bocadillos, o bien, pagar una membresía de gimnasio que rara vez se usa puede suponer a mediano y largo un egreso considerable, motivo por el que se hace necesario enfocarnos en las cosas importantes y mantener únicamente las suscripciones que realmente empleamos.

3. Ignorar la experiencia de los otros

Los consejos de colegas, exprofesores de universidad, padres, amigos y familiares pueden constituir una rica fuente de referencias para la mejor administración y guía de tu consultorio médico.

Aunque ellos no necesariamente tengan un establecimiento de salud como el tuyo, esto no significa que sus errores dejen de convertirse en experiencias que te brinden alguna beneficio; piensa por ejemplo en términos de tus responsabilidades tributarias, seguramente alguno de ellos podría sugerirte, además de a un buen contador, gastos deducibles en tus declaraciones.

4. Permanecer en la zona de confort

Si el establecimiento de salud se mantiene sin sobresaltos, lo más seguro es que no te parezca necesario introducir cambio alguno, sin embargo, esto puede ser arma de doble filo, ya que corres el riego de rezagarte frente a la competencia.

5. Obviar las metas

Esto significa que puedes dejar de priorizar y, con ello, invertir tiempo en asuntos que sólo te distraen de los aspectos que a la larga son realmente importantes, así que una recomendación sería plantearnos car amaña metas específicas a cumplir durante la jornada.

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *