Este artículo tiene 94 vistas

Imprimir

Publicado en:

3 obstáculos que impiden que escuches a tu paciente

Identifica a tiempo los obstáculos que te impiden escuchar con atención a tu paciente; y, por ende, tener una buena relación con él.

doctor explaining diagnosis to his female patient

La mayoría de las personas no somos buenos escuchando a los demás. Incluso hay estudios que dicen que algunas personas sólo recuerda entre el 10 y el 25 por ciento de lo que escucha. Procura que esto no ocurra con tu paciente.

En el ámbito de la medicina, escuchar es una de los principales funciones de los profesionales de la salud, sobre todo cuando se encuentran en consulta. Poner atención a cada palabra que dice el paciente es un trabajo que requiere de mucha atención para no omitir nada que pueda entorpecer el tratamiento o el diagnóstico.

Sin embargo, existen algunos obstáculos que impiden que escuchemos con efectividad y debemos ser conscientes de cuáles son para poder eliminarlos de nuestra conducta. Estos son los tres más recurrentes:

Hacer dos cosas al mismo tiempo. Tratar de hacer demasiadas cosas al mismo tiempo, podría colocarte en una situación inadecuada e incómoda. Un ejemplo de esto es cuando estás escribiendo en tu computadora o en tu celular, y al mismo tiempo hablas con una persona. Aunque pretendas hacer ambas cosas de manera simultánea, sabes que alguna de las dos no la realizarás correctamente.

Sólo pones atención a ti mismo. Hay ocasiones que intentas escuchar a la otra persona, pero sin advertirlo, te das cuenta que sólo te pones atención a ti mismo, es decir, estás más concentrado en la manera en cómo dices las cosas, que en escuchar a la persona que tienes en frente. Esta actitud compromete tu capacidad de escuchar a los demás.

Haces como que escuchas. Pero la verdad no es así. Otro ejemplo es cuando estás platicando con alguien, o intentas hacerlo, pero en realidad estás más ocupado pensando en cómo resolver tus problemas o en lo que harás más tarde.

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *