Este artículo tiene 24.224 vistas

Imprimir

Publicado en:

3 errores que el médico novato suele cometer al montar su consultorio

Para que tu negocio tenga éxito, evita cometer cualquiera de los siguientes errores que suelen cometer los emprendedores médicos principiantes.

business challenge concept businessman carrying an elephant across a tightrope chasm

Montar una empresa de salud puede ser una buena opción si estás por terminar la carrera de medicina, aunque también puede serlo si llevas algún tiempo desempeñándote en el ámbito público y deseas volverte en médico privado, para de esta forma ganar una mayor autonomía y proyección laboral.

Si después de mucho pensar has decidido abandonar tu zona de confort para lanzarte de lleno a la búsqueda de tu sueño y así convertirte en dueño de tu consultorio médico, entonces estás listo para tener una perspectiva distinta de las cosas. Sin embargo, el proceso de apertura de una empresa de salud no es algo fácil ya que podrías cometer algunos errores, sobre todo si no tienes mucha experiencia como emprendedor.

Para que no te pase, evita los siguientes errores que suelen cometer los emprendedores  médicos principiantes:

Hacerlo tú solo

  • Está bien que quieras montar tu propio consultorio médico, pero a veces surgen contratiempos que pueden hacerte dudar de continuar sin la ayuda de nadie más. La mayoría de las empresas exitosas fueron fundadas por más de una persona para llevar un plan de mercado y construir con eficacia un servicio. En tu caso, puedes pedir consejo de otros colegas independientes de más experiencia para que tu empresa de salud salga adelante.

No hacer caso de un plan de negocio

  • El plan de negocios es la columna vertebral de tu clínica. Sin objetivos difícilmente podrás saber hacia dónde vas, a quiénes deseas llegar o quién es tu competencia. Si vas a lanzarte como emprendedor, necesitas por fuerza un plan de negocio para que sepas qué dirección tomar.

Hacer uso indebido del dinero

  • Al iniciar una empresa tener dinero es vital y más aún manejarlo adecuadamente. No cometas el error de gastar demasiado en cosas que no necesitarás o contratando una gran cantidad de personal pues agotarás tus recursos muy rápido. Invierte tu dinero en cosas realmente útiles como mobiliario, equipo médico de acuerdo a tu especialidad y contrata personal poco a poco. Maneja tus fianzas con inteligencia.
Guia para el consultorio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *