Este artículo tiene 692 vistas

Imprimir

Publicado en:

3 claves de inteligencia emocional para el médico emprendedor

Conoce los tres principios de inteligencia emocional que ayudarán al médico emprendedor a tener éxito en su empresa de servicios sanitarios.

Inteligencia-Emocional-Medico-Emprendedor

Dado que los seres humanos estamos programados para responder a las emociones, es natural que sean éstas las que impulsen nuestro comportamiento, por ello, el éxito suele conseguirse cuando logramos controlarlas y, para eso, conviene desarrollar la inteligencia emocional.

Este recurso puede ofrecer al médico no sólo la capacidad de lidiar con su entorno personal, también con el laboral, pues quien tiene su propia empresa de servicios sanitarios seguramente enfrentará situaciones que lo pondrán al límite de su paciencia.

A fin de que el médico emprendedor domine la inteligencia emocional, debe guiarse por tres piedras angulares en este campo:

1. Conocerse a sí mismo

El primer paso es conocerse a sí mismo e identificar cuáles son los momentos en que se es más vulnerable, a fin de determinar qué factores benefician nuestra tranquilidad y conocer hasta dónde estamos dispuestos a ceder. Por ejemplo, encontrarnos con colaboradores renuentes a cambiar su forma de trabajar puede causar molestia, pero siempre será tolerable hasta cierto punto, como cuando esta conducta comienza a afectar la productividad de la empresa de servicios sanitarios.

El objetivo en este sentido es conocer nuestros sentimientos para determinar cómo reaccionar ante ellos.

2. Conocer al equipo de trabajo

Así como resulta importante la introspección, en la misma medida es relevante conocer emocionalmente a nuestro equipo de trabajo, para desarrollar medios de comunicación efectivos, que ayuden a realizar las labores diarias.

3. Buscar el beneficio mutuo

Comprendernos a nosotros mismos así como al equipo de colaboradores de la empresa de servicios sanitarios ayudará a compaginar los objetivos individuales con los del consultorio, clínica u hospital, de modo que las dos estrategias previas deben combinarse con miras a alcanzar el beneficio mutuo.

Cuando el médico emprendedor logre el pleno control emocional, será capaz de transmitir felicidad y motivar a sus colaboradores.

Imagen: Bigstock

Recibe las noticias diarias del sector salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *